La música de la ceremonia

/ / BODAS
músicaLa música de la boda tiene que encajar con las normas del protocolo. Nos referimos a la música de la ceremonia en la iglesia o el ayuntamiento de turno, no a la del banquete. Hay que distinguir entre las diferentes opciones y que os explicamos a continuación:
  • Música ‘preludio’: Da comienzo cuando los invitados empiezan a llegar al acto religioso o civil. En el caso del enlace religioso se solicita el permiso respectivo para comenzarlo unos 20 minutos antes del inicio del cortejo. Sirve para dar la bienvenida y relajar aún más el ambiente.
  • Marcha nupcial: Comienza cuando hace entrada en el recinto la novia. Con el paso de los tiempos y con la proliferación de las bodas civiles ha cambiado mucho los estilos y muchas veces se optan por canciones de moda o con connotaciones significativas para la pareja.
  • Música ceremonial: Una buena alternativa para los novios que quieran darle un toque diferente a la boda. Eso sí, hay que ponerla al volumen adecuado para no distraer a los invitados. Una opción es el Ave María de Schubert o una canción especial una vez que se hayan declarado marido y mujer.
  • Música de cierre: Es la utilizada cuando los novios salen del recinto de la ceremonia.
Una correcta elección de la música es vital para que la boda transcurra con normalidad y no sorprenda a los invitados. Tan importante como la música es el coche que lleve a la novia. ¿Serías capaz de innovar en el tema musical?